Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

LCDTM o cómo puteamos

Imagen
¿Cómo insultamos los argentinos?
Va de nuevo, ¿cómo puteamos los argentinos? ¿Qué términos elegimos para agredir? ¿A qué nos referimos? ¿Nos da lo mismo una palabra u otra?
Somos mundialmente conocidos por el uso y abuso del boludo, derivado y transformación del che, sin embargo, fronteras adentro, ya no nos resulta demasiado efectivo el vocablo y preferimos otros, más adecuados.

Los argentinos puteamos con contundencia, con sonoridad. Chasqueamos, frotamos, raspamos, explotamos. Puteamos como somos: ruidosos.
Todos recordamos el discurso de Fontanarrosa en el Tercer Congreso Internacional de la Lengua Española, en el 2004, en Rosario. Entre otras genialidades, Fontanarrosa sostenía que el secreto y la fuerza de la palabra pelotudo radicaba en el fonema t. Es sabido que la palabra boludo hace rato ha dejado de tener un efecto insultante. Me pregunto si esa sedosidad en su pronunciación habrá influido.

Las malas palabras y los insultos que usamos son escandalosos, audibles, es inevita…